Alineación de textos y tabulación

25 de junio de 2008
Valoración del artículo:
Las distintas sensaciones que provoca un texto alineado de distinta manera, tipos de alineación, sus usos y la importancia de la tabulación en maquetaciones de textos.
Atención: Contenido exclusivo de DesarrolloMultimedia.es. No reproducir. Copyright.

Cuando realizamos una composición podemos ilustrarla con textos, imágenes, formas etc. Pero a la hora de pensar en la maquetación de esa composición debemos plantearnos la alineación del texto como aspecto a tener en cuenta.

Las posibles alineaciones de texto que nos podemos plantear son:

  • Alineación del texto a la izquierda: De todas las alineaciones es la forma más conveniente y más natural para los textos largos, este tipo de alineación del texto crea además una sensación de espaciado entre palabras que facilita mucho la lectura.



  • Alineación del texto a la derecha: Este tipo de alineación dificulta mucho la lectura, por los que es usada en la mayoría de los casos para los textos pequeños, poco extensos y en casos especiales.



  • Alineación de texto justificado: El texto resulta más legible, aporta mayor facilidad de lectura normalmente si los espacios entre letras y palabras son uniformes, pero en el caso de la justificación de un texto en ocasiones deja huecos entre palabras que pueden llegar a conseguir entorpecer la lectura.



  • Alineación centrada del texto: La alineación centrada de un texto resulta ideal para frases muy cortas y muy concretas como por ejemplo títulos, titulares, citas, poemas, frases célebres etc.



  • Alineación asimétrica del texto: Una alineación asimétrica del del texto suele emplearse para darle a la composición un aspecto más expresivo, más creativo, centrar la atención en determinadas áreas etc, pero sería muy incómodo o muy costoso leer una gran extensión de texto con este tipo de alineación.



Toda maquetación de un texto que se precie debe poseer tabulaciones, cualquier diseñador que se precie debe conocerlas, manejarlas y dominarlas ya que el acabado final de un texto debidamente tabulado no tiene mucho que ver con el resultado de un texto relativamente ajustado por ejemlo con espacios. Anque parezca una exageración cuando la tabulación no se conoce no se la echa de menos hasta que el formateo del texto se nos estropea por cualquier cosa o algún profesional de la maquetación nos dice que no hay por donde cogerlo, pero cuando empezamos a usarla agradecemos que exista y se convierte en una herramienta indispensable.



No deberiamos ajustar el texto de una maquetación que esté tabulada o que sea susceptible de ser tabulada con espacios ni puntos aunque estemos empleando una tipografía monoespaciada.

Además del texto, al incluir imágenes o ilustraciones en nuestras composiciones las dotaremos de fuerza, les aportaremos belleza, les proporcionaremos dinamismo, y en conclusión captarán en mayor grado la atención del lector.

Cuando realizamos una composición todos los elementos que la forman influyen unos en los otros y es por eso que debemos pensar en todos y cada uno de ellos a la hora de maquetar, y también en el conjunto final de la misma.

Por ejemplo la colocación de las imágenes que introduzcamos junto con el tamaño que asignemos a las mismas pueden conseguir incluso variar el orden de lectura de un documento, así que cuando diseñemos la retícula compositiva tenemos que tener en cuenta el número de imágenes que vamos a incluir, el tamaño con las que las vamos a dimensionar, y su ubicación dentro de la composición.

Comentarios de los visitantes
Aun no hemos recibido comentarios de este artículo.
Puedes ser el primero en enviar tu comentario.



El autor
Juan Ignacio Rodríguez Navarro
Equipo de desarrollomultimedia.es
Manuales
Categorías

Donaciones
Si piensas que te hemos ayudado y merecemos tu apoyo económico...

Un lugar donde se muestran las creaciones de los visitantes de DesarrolloMultimedia.es