Captura de escenas con poca luz

12 de marzo de 2012
Valoración del artículo:
En este artículo os enseñamos una serie de consejos que podéis seguir para realizar instantáneas con luz débil, ideal para fotografiar un atardecer en un playa o sobre una ciudad.
Atención: Contenido exclusivo de DesarrolloMultimedia.es. No reproducir. Copyright.

Esta técnica requiere mucha práctica y experimentación para llegar a la foto deseada, ya que nunca sabemos cual puede ser el momento en el que podemos estar ante la escena ideal. Aquí os dejamos una serie de consejos que os pueden ayudar.

En primer lugar debemos trabajar en el momento apropiado y en este caso es durante el crepúsculo, entre los 20 o 30 minutos disponibles antes de la puesta del sol y los 30 minutos posteriores a ésta. En este momento la luz es muy débil y pueden verse en el cielo luces con tonalidades rojizas, anaranjadas, moradas, hasta llegar al azul de la noche que se avecina.

La ubicación de la fotografía también es importante: puede ser en la costa, en la que podemos captar un atardecer en el horizonte con el mar. O en la ciudad, con un paisaje horizontal en el cual podemos jugar con las siluetas de los edificios. Debemos tener en cuenta que son dos lugares diferentes: si bien en la costa podemos fotografiar desde la orilla de la playa, con una distancia más corta que en la ciudad, en el que tenemos que escoger un punto más alto y alejado para abarcar el máximo espacio posible.



trípode para un resultado más impecable. Si carecemos de él, cualquier punto de apoyo fijo y estable nos serviría: un muro, una caja o un coche. Nos aseguraremos también de que la escena que vamos a fotografiar esté libre de lo que no queramos enmarcar ya sean personas u objetos, aunque esto más bien es un criterio estético más personal.

Como hemos señalado antes, esta técnica requiere mucha experimentación y práctica, por eso es recomendable realizar varios disparos durante el tiempo recomendado. Esto nos ayudará a encontrar nuestra imagen ideal.

Una vez que ya estamos instalados en el lugar, manejaremos la cámara para establecer una serie de valores para disparar. En las escenas con poca luz es mucho más eficaz la exposición a largas velocidades de obturación lenta. La obturación manual es la prioridad en este caso: lo ideal es establecer la velocidad entre 15 y 20 segundos e ir probando. La apertura del diafragma ha de ser alta para aumentar la profundidad de campo, como en la mayoría de las instantáneas de paisajes. Por ello, el número F estará entre el 9 y el 14. Ambos valores pueden variar, por lo que os recomendamos que practiquéis sobre ellos y experimentéis con ellos cambiándolos en cada disparo hasta hallar vuestro resultado.

Otro valor que debéis tener en cuenta es el ISO, es decir la sensibilidad del sensor. Cuanto más alto sea el número del ISO, pueden realizarse fotos con menos luz, aunque con menos calidad. En algunos casos este valor está escondido por algún submenú de las réflex digitales. Lo ideal para la toma de estas fotografías es que el ISO esté a 100. Como consejo, es necesario decir que si manipuláis este valor es muy probable que al mínimo movimiento la fotografía quede afectada por el ruido.



En este caso es recomendable utilizar un objetivo gran angular entre 12 y 24 mm o un ojo de pez 10'5. Si queremos jugar con la perspectiva o trabajar con la línea del horizonte en el caso de la ciudad, podemos utilizar zoom.

Antes de disparar es beneficioso realizar un balance de blancos ya sea manual o marcando el valor 5500K, que es el promedio de color que posee la luz del día. Una vez empecemos a disparar, comenzaremos con un tono medio e iremos introduciendo iluminaciones y sombras según vayamos trabajando. Si estamos utilizando zoom podemos jugar con la distancia, alejándonos un metro para enmarcar nuestra escena. También podemos usar una sucesión de exposiciones disparando varias veces como hemos indicado anteriormente.

Si queremos contextualizar la escena podemos introducir elementos en el primer plano o combinar luz natural y luz artificial para dar un toque más dramático, especialmente en paisajes urbanos con distintos tonos de color que pueden darse por la contaminación lumínica. Estos elementos pueden ayudarnos a definir el marco de nuestra instantánea.

Comentarios de los visitantes
Aun no hemos recibido comentarios de este artículo.
Puedes ser el primero en enviar tu comentario.



El autor
Soledad Rodríguez Esperanza
Dpto. Comunicación Insight Creativos S.L.
http://www.insightcreativos.es
Guía

Donaciones
Si piensas que te hemos ayudado y merecemos tu apoyo económico...