Técnicas Fotográficas, Escaparates

17 de marzo de 2009
Valoración del artículo:
El gran problema al que nos enfrentamos al fotografiar un escaparate, reside en la aparición de reflejos no deseados, con la debida técnica, esto no debería de ser un inconveniente.
Atención: Contenido exclusivo de DesarrolloMultimedia.es. No reproducir. Copyright.

Si queremos fotografiar el interior de un escaparate, un requisito básico es la utilización de un polarizador.



En caso de no tener un polarizador también podemos seguir unas pautas básicas de fotografía;

En caso de que el interior de la habitación o escaparate que vayamos a fotografiar esté iluminado, es conveniente cancelar la utilización del flash, al igual que realizar una exposición lenta, usando el trípode, (ya que si no, podría salir una imagen borrosa).

En caso de utilizar flash, (en espacios no iluminados), es preciso que la cámara no esté situada de forma perpendicular al cristal, es decir, conviene realizar la acción de forma diagonal, (de este modo nos ahorraremos o reduciremos el reflejo que el propio flash produce).



Si se utiliza flash éste no debe incidir directamente sobre el cristal, la cámara debe situarse en diagonal al cristal.



Fotografía tomada sin polarizador


Fotografía tomada con polarizador


Por último comentar que hay que estar atentos de los elementos naturales que puedan interferir en la fotografía, como animales, viandantes, (si se realiza la fotografía en la calle), etc...

También recordar como siempre, que el uso del trípode ayudará a realizar la fotografía, sobre todo si hay que hacer varias tomas con el mismo encuadre.

Comentarios de los visitantes
Aun no hemos recibido comentarios de este artículo.
Puedes ser el primero en enviar tu comentario.



El autor
Manuales

Donaciones
Si piensas que te hemos ayudado y merecemos tu apoyo económico...