Técnicas fotográficas, Retratos

16 de junio de 2009
Valoración del artículo:
A la hora de hacer composiciones fotográficas con personas hay que tener muy en cuenta una serie de parámetros como: la luz, el fondo, la perspectiva y la composición en sí; ya que lo que nos interesa es resaltar a la persona.
Atención: Contenido exclusivo de DesarrolloMultimedia.es. No reproducir. Copyright.

Primero que nada, hay que centrarse en la composición de la fotografía, en la que te recomendamos seguir la regla de los tercios. Los ojos suelen marcar el punto de atención en la foto con lo que podemos hacer coincidir los ojos con los tercios y los puntos fuertes. En los retratos, también, se suelen usar los primeros planos o planos abiertos.

Regla de los tercios para la composición

Para modificar la perspectiva aumentamos la distancia focal con el zoom. De este modo, conseguiremos acercar el fondo y hacer la imagen más plana restando importancia al fondo y resaltando la cara del sujeto.


En los primeros planos la cara ocupa la escena entera

En el caso de la luz, es necesario que ésta sea suave, de lo contrario, las sombras crearan un efecto demasiado duro y no nos dejaran ver los rasgos de la cara. Un ejemplo de luz que ayuda a suavizar es la de los días nublados o la luz indirecta.

Con respecto al fondo, recomendamos restarle importancia haciéndolo borroso, como hemos dicho anteriormente. Así conseguiremos dar protagonismo al sujeto fotografiado. Para conseguirlo, tenemos que disminuir la profundidad de campo. Hay 3 maneras:

  • Aumentar la apertura del diafragma (número f bajo)
  • Aumentar la distancia focal (zoom alto)
  • Reducir la distancia con respecto al sujeto.

Por otro lado, ten en cuenta que no haya nada en el fondo que pueda distraernos del sujeto.

En este ejemplo se ha cortado el pie al niño que está en la bicicleta. Deberíamos haber abierto más el plano, centrándonos en los sujetos.

Finalmente, tienes que tener en cuenta cómo cortamos los bordes de la foto con respecto al sujeto. No se debería cortar en las articulaciones (codos, muñecas, tobillos) cuando hacemos un plano abierto. Es recomendable hacerlo por la cintura. Otro consejo, es que en los primeros planos, dejes “aire” o espacio entre la cabeza o la oreja y el borde de la foto. Es mejor que quedarse justo en el borde.

Esta imagen muestra un ejemplo de cortes que debemos evitar. 1. Alas. 2. Cabeza. 3. Tobillo. 4.Media cara.

Comentarios de los visitantes
Aun no hemos recibido comentarios de este artículo.
Puedes ser el primero en enviar tu comentario.



El autor
Manuales
Categorías

Donaciones
Si piensas que te hemos ayudado y merecemos tu apoyo económico...