Técnicas fotográficas, Comidas

05 de febrero de 2013
Valoración del artículo:
En este artículo vamos a hablar de algunas técnicas o mejor dicho, principios, que tenemos que tener en cuenta cuando vayamos a fotografiar alimentos, ya sea para nosotros o para realizar un catálogo.
Atención: Contenido exclusivo de DesarrolloMultimedia.es. No reproducir. Copyright.

COLOR

El color en un alimento es muy importante, ya que va a determinar muchas veces su estado, es decir si es fresco (tratándose de carnes), o si está maduro (en frutas).

Siempre podemos tocar posteriormente con Photoshop o cualquier otro editor fotográfico, un poco la saturación, pero es importante que tengan la apariencia real, por lo que debemos respetar los colores.



ILUMINACIÓN

Anteriormente hablábamos del color y es que para conseguir un color adecuado es imprescindible tener una buena iluminación, sin fuertes contrastes, intentando conseguir que sea lo más equilibrada posible, para realzar las características de la comida.

Para conseguir una buena iluminación lo mejor es usar luz natural, pero las condiciones que se tienen que dar son muchos, por lo que siempre es conveniente recurrir al flash (con mucho cuidado de las sombras), o con un difusor.



FONDOS

Aunque realmente los fondos van a aparecer bastante difuminados, ya que la profundidad de campo estará bastante reducida, es importante que no nos distraiga de la composición, ni le quite protagonismo, por lo que este debe ser lo más minimalista posible, que complemente nuestra imagen y que no rompa el equilibrio.

Es mejor deja un fondo limpio, que uno mal colocado.



COMPOSICIÓN

Cada plato o alimento posiblemente necesitará una composición distinta, por lo que lo único que tenemos que tener en cuenta (además de hacer varias pruebas, cambiando la perspectiva por ejemplo), es que si la comida en cuestión es de un tamaño pequeño, es mejor rellenar el encuadre.

Podemos realizar enfoques muy cercanos al objeto, con grandes desenfoques o jugar con las líneas (recordad que las diagonales siempre suelen quedar bien).



MOVIMIENTO

Poner una comida en movimiento no siempre es fácil, pero con objetos pequeños (legumbres, piezas de fruta, líquidos cayendo, etc), podemos crear un dinamismo, que instintivamente hará salivar al que lo observe.

Comentarios sin revisar
Entre los comentarios no revisados puede haber algunos
interesantes que se hayan enviado recientemente.


Se han encontrado 3 comentarios sin revisar




El autor
Guía
Categorías

Donaciones
Si piensas que te hemos ayudado y merecemos tu apoyo económico...