¿Quieres conocer más sobre las tarjetas SD/SDHC?

13 de julio de 2011
Valoración del artículo:
Es importante conocer algunos detalles sobre las tarjetas de memoria que utilizamos en nuestras cámaras fotográficas, para poder decantarnos por el tipo más adecuado según el uso que vayamos a darle.
Atención: Contenido exclusivo de DesarrolloMultimedia.es. No reproducir. Copyright.

A la hora de comprarnos una cámara nueva es muy importante tener en cuenta el tipo de tarjeta de almacenamiento que nos será más eficiente.

Las cámaras han ido evolucionando de tal forma que cada vez realizan fotografías con mayor número de megapíxeles, generan RAWs de más bits, o incluso, permiten grabar vídeos. Nuestras necesidades han ido cambiando a la par de esta evolución siendo necesario adquirir tarjetas de almacenamiento con mayor capacidad.

Existen diferencias entre las tarjetas SD/SDHC de las cuales es importante conocer que no es sólo importante la capacidad.

Si echamos la vista atrás, podemos recordar otros formatos con condiciones más óptimas, pero con mayor tamaño físico como contrapartida. Un claro ejemplo es el Compact Flash (CF).

Aunque el anterior formato sigue utilizándose por los profesionales, el formato más extendido es Secure Digital (SD). El formato SD fue creado por Panasonic en el año 2005 existiendo en el mercado diferentes versiones, como normal, miniSD y microSD. Actualmente, es el formato más utilizado en todo tipo de soportes ya sean cámaras fotográficas, PDAs, ordenadores o móviles.

Si quieres conocer más datos acerca de toda la evolución de las tarjetas SD, pincha en este enlace.

Otro aspecto a tener en cuenta sobre las tarjetas es el tamaño que deben tener. El principal motivo por el cual adquirimos nuevas tarjetas es la necesidad de disfrutar de una capacidad de almacenamiento mayor.

Esta necesidad ha ido evolucionando de tal forma, que si allá en el año 2005 era apropiado contar con una tarjeta de 128 MB, hoy en día, pocas son las personas que se contentan con tarjetas SD con menos de 4, 8 ó 16 GB,, llegando incluso a adquirir tarjetas de hasta 32 GB.

Además, de haber evolucionado la capacidad de las tarjetas, el precio también lo ha hecho, siendo más sencillo encontrar tarjetas de mayor capacidad a un precio asequible.

Otro aspecto, quizá no tan conocido, de las tarjetas es la velocidad de acceso a ellas. Si una tarjeta no cuenta con la velocidad necesaria no se podrán realizar ráfagas lo suficientemente rápidas, es decir, se requerirá mayor tiempo en poder visualizar las fotografías en la cámara fotográfica. Asimismo, este tiempo irá en aumento cuanto más alta sea la calidad de las fotografías tomadas, siendo necesaria una mayor cantidad de tiempo en el proceso de escritura o de visualización de la información de la tarjeta.

Para poder solventar dicho problema, es decir, la pérdida de velocidad de acceso a los datos al aumentar la capacidad de almacenamiento surgió una nueva versión del formato SD, el formato Secure Digital High Capacity (SDHC). El formato SDHC fue desarrollado por la empresa Matsushita para aquellas tarjetas con una capacidad mayor de 2 GB aumentando velocidades de acceso superiores.

Claramente, ste formato a desbancado a su antecesor, haciendo que ya nadie opte por la adquisición de tarjetas SD si se requiere, al menos, un rendimiento medio.

Por ello, es aconsejable, decantarse por tarjetas SDHC si el tamaño es superior a 2 GB en lugar de las antiguas SD. Es mucho más necesario, en el caso de que la cámara que se use tome las fotografías a un gran número de Megapíxeles y si se trabaja a calidad alta, para evitar los tiempos de espera totalmente innecesarios.

Si profundizamos más, en las tarjetas SDHC, podemos saber que cada tarjeta tiene asociada una clase. Existe una clasificación creada por la SD Card Association, siendo un indicador fundamental de la velocidad de acceso a cada una de las tarjetas.

Clase 2: 2 MB/s
Clase 4: 4 MB/s
Clase 6: 6 MB/s
Clase 10: 10 MB/s

Para conocer más acerca de esta clasificación, pincha en este enlace.

En referencia con esta clasificación, no quiere decir que dos tarjetas con la misma clase tengan que ser idénticas, por la razón que la clase nos indica el mínimo de velocidad que los fabricantes pueden ofrecernos.

Para poder conocer la velocidad más exacta de las tarjetas, existe el programa Crystal DiskMark para medir las tasas de acceso.

Finalmente, sólo decir que, sea cual sea el tipo de tarjeta SD/SDHC por el que te decantes, hay que cuidarlas para no perder ninguna fotografía o cualquier tipo de documento que hayamos guardado en ella.

Comentarios sin revisar
Entre los comentarios no revisados puede haber algunos
interesantes que se hayan enviado recientemente.


Se han encontrado 3 comentarios sin revisar




El autor
Guía
Categorías

Donaciones
Si piensas que te hemos ayudado y merecemos tu apoyo económico...